Azafata amamanta a bebé en pleno vuelo por falta de leche de fórmula

Patrisha Organo, auxiliar de vuelo de Philippine Airlines, hizo algo más allá de lo que es su deber el pasado martes, cuando amamantó a una bebé que lloraba en un vuelo nacional después de que a la madre se le terminara la fórmula infantil.

Organo describió el incidente a Yahoo Lifestyle durante una llamada telefónica desde Manila. Ocurrió durante un “vuelo de prueba”, que la iba a calificar como evaluadora de la tripulación de cabina, una de las tareas exigidas para una auxiliar de administradora de línea. Organo había sido ascendida recientemente a ese nuevo puesto. “Pensé que ese vuelo sería muy especial porque era un gran paso en mi carrera aeronáutica”, escribía en Facebook.

“Amamanté a la bebé de una desconocida en el vuelo”, eso escribió la azafata de vuelo Patrisha Organo en una publicación de Facebook que se ha hecho viral (Foto: Caters News Agency).

Ella no imaginaba que sería tan especial. A primera hora de la mañana, Organo escuchó un sonido que venía de la cabina; era el llanto de una bebé angustiada. “Una sabe la diferencia entre un llanto por hambre, un llanto por sueño o un llanto por otra cosa”, eso dijo Organo, que tiene una hija de nueve meses, a Yahoo Lifestyle. Así que caminó por el pasillo central para acercarse a la madre y le preguntó si necesitaba alimentar a la bebé. Fue entonces cuando la mujer dijo entre lágrimas que se le había terminado la fórmula infantil.

Organo, quien lleva trabajando cuatro años en la aerolínea, dijo que sentía que debía hacer algo. “Los pasajeros comenzaron a centrar sus miradas en la pequeña y frágil bebé que lloraba”, recuerda Organo sobre la situación en su publicación de Facebook. “No hay leche de fórmula a bordo, pensé para mis adentros, solo puedo ofrecer algo y eso es mi propia leche”. Ella informó a Sheryl Villaflor, la administradora del vuelo, de lo que pretendía hacer y luego se acercó de nuevo a la madre. “Dijo: ‘¡Sí, sí!’, pero en su propio idioma”, dice Organo.

I BREASTFED A STRANGER’S BABY INFLIGHTYesteday, I was scheduled for a check flight to be qualified as a Cabin Crew…

Posted by Patrisha Organo on Wednesday, November 7, 2018

AMAMANTÉ A LA BEBÉ DE UNA DESCONOCIDA EN PLENO VUELO

Ayer, tenía programado un vuelo de prueba para ser calificada como Evaluadora de Tripulación de Cabina. Pensaba que este vuelo sería muy especial porque era un gran paso en mi carrera aeronáutica.

Todo iba sin problemas hasta después de despegar, cuando escuché el llanto de una bebé, uno de esos llantos que te hacen querer hacer algo para ayudar. Me acerqué a la madre y le pregunté si todo iba bien, intenté decirle que diera de comer a su hija hambrienta. Me dijo, con los ojos llorosos, que se había quedado sin fórmula infantil. Los pasajeros comenzaron a centrar sus miradas en la pequeña y frágil bebé que lloraba.

Eso me dio un vuelco al corazón. No hay leche de fórmula a bordo, pensé para mis adentros, solo puedo ofrecer algo y eso es mi propia leche. Así que se lo ofrecí.

La señora Sheryl Villaflor, administradora de línea en mi vuelo, acompañó inmediatamente a la mamá a la cocina, donde amamanté a la bebé. La bebé empezó a agarrar el pecho, estaba muy hambrienta.

Vi el alivio en los ojos de su madre. Seguí dando de comer a la bebé hasta que se durmió. La acompañé de nuevo a su asiento y, justo antes de irme, la madre me dio las gracias muy sinceramente.

Yo tenía razón, el vuelo iba ser especial, muy especial, no solo porque pasé la prueba y me convertí en evaluadora, también porque tuve que ayudar.

Amamanté a la bebé de una desconocida en pleno vuelo.

Gracias, Señor, por el don de la leche materna.

Patrisha Organo
Auxiliar de vuelo / defensora de la lactancia materna

P.S

La foto de la bebé está editada para respetar la privacidad de su familia

La administradora de línea del vuelo luego llevó a la mamá a una zona en la que Organo podría dar de comer a la bebé. “Los otros pasajeros no tenían ni idea de lo que estaba pasando”, recuerda. “La bebé tenía tanta hambre, no sabes la forma en que agarró”.

Organo recuerda haber reconocido una expresión de alivio en los ojos de la madre cuando la bebé finalmente pudo comer. Como madre que ella misma es, podía entenderlo. Esa empatía, explicó a Yahoo Lifestyle, proviene de su propia historia personal con la lactancia materna, algo que no siempre es fácil.

“En mis primeros días de lactancia, realmente quería dejarlo, pero gracias a que tuve un fuerte apoyo de mi marido, seguí adelante”, dice. “Él me alentó. Era un torbellino de emociones y, sin el apoyo de mi marido, jamás podría haberlo hecho”. Organo dice que a pesar de haber tenido problemas con la lactancia al principio, tiene bastante leche, claramente la suficiente para alimentar a dos bebés.

La madre se mostró sinceramente agradecida por ese gesto de generosidad, recuerda Organo, pero no fue la única que recibió elogios. La foto de la auxiliar de vuelo uniformada que alimenta serenamente a la bebé se ha vuelto viral, y los usuarios de Facebook ahora aplauden el esfuerzo de Organo. La publicación ha sido compartida 21.000 veces y ha acumulado cerca de 120.000 reacciones, algunas de amor y otras de conmoción. Un usuario mencionó que este incidente debería llevar a las aerolíneas a llevar leche en fórmula en los aviones como medida de precaución.

Aun con todo, Organo no cree haber hecho nada extraordinario: ella se ve a sí misma como una madre compañera y una defensora de la lactancia materna. “Cuando publiqué eso en Facebook, fue para inspirar a otras personas y para normalizar la lactancia materna”, dijo a Yahoo Lifestyle. Fue solo después de dormir una siesta y despertarse que vio que la publicación de Facebook se había hecho viral. “¡Estoy muy abrumada con los comentarios positivos!”, dice.

Por si te lo preguntabas, Organo consiguió su calificación como evaluadora ese día, un segundo gran logro en lo que sin duda fue un día para recordar. “Gracias, Señor, por el don de la leche materna”, escribió en su publicación de Facebook, con la firma “Patrisha Organo, Auxiliar de vuelo / defensora de la lactancia materna”.

Kristine Solomon