El FMI concluye que Chile se está recuperando de su prolongada desaceleración

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que Chile se está recuperando tras “una desaceleración prolongada” gracias a un repunte en su actividad “minera y no minera” derivada de la “sólida confianza” en su economía, de acuerdo con un análisis divulgado hoy.

“Gracias a un marcado repunte de la actividad minera y no minera, que obedece asimismo a una sólida confianza, el crecimiento económico en el primer semestre de 2018 ha sido el más pujante que se ha registrado desde 2012”, valoró el organismo en dicho análisis.

El FMI destacó que en los últimos meses el nivel de inflación de la economía chilena “se acercó” a la meta del 3 % fijada por su Banco Central, lo que atribuyó a los precios de la energía y la depreciación de la divisa local, el peso.

No obstante, la institución financiera advirtió de que la inflación subyacente está subiendo “más lentamente, frenada por la capacidad ociosa que aún existe en el mercado laboral”.

“La fuerza laboral creció a un mayor ritmo que el empleo en los últimos trimestres, con el consiguiente aumento de la tasa de desempleo, pero la calidad del crecimiento del empleo mejoró”, concedió el FMI.

Al igual que hizo en octubre, el organismo volvió a insistir en que prevé un repunte del 4 % del Producto Interior Bruto (PIB) chileno, aunque auguró que este crecimiento no podrá mantener semejante ritmo.

“Tras una evolución vigorosa en el primer semestre del año, para el segundo semestre se prevé una cierta desaceleración, acorde con la reciente moderación de la actividad económica”, reza el informe.

Por último, el FMI resaltó que los riesgos a los que se expone la economía chilena “parecen estar equilibrados” y consideró que las principales amenazas proceden “de un entorno externo incierto”, derivado sobre todo de la creciente ola de proteccionismo.