Las penurias de los haitianos que se quedaron en Chile tras ser engañados con un cupo en el Plan de Retorno …

La mañana del pasado miércoles, 175 haitianos volvieron a su país en el marco del Plan de Retorno Humanitario establecido por el gobierno. Otros tantos, provenientes incluso de regiones, llegaron al Gimnasio Municipal de Estación Central luego que les llegara por WhatsApp un mensaje que les aseguraba que tenían un cupo en el avión, pero que en realidad no era cierto.

Te puede interesar: Haitiano se arrepentió a última hora y no se subió al avión que iniciaba el Plan de Retorno Humanitario

Fueron 55 los ciudadanos haitianos que se quedaron abajo del avión y que hoy están pasando momentos complejos. Tras quedarse en Chile, la Parroquia Santa Cruz de Estación Central los recibió. Sin embargo, debido a las actividades propias de la iglesia, los migrantes no pudieron quedarse al interior del recinto este viernes, por lo que estuvieron todo el día en la calle de acuerdo a la información que cazanoticias enviaron al WhatsApp de CHV Noticias +(56990118011).

Pedro Labrín, párroco de la iglesia, comentó a nuestro medio que “lo que nosotros podemos ofrecer -y lo hacemos de mil amores- es ocupar el templo como dormitorio, darles desayuno y cena, baños, duchas y vestuario. Pero en el rango de las 21 horas hasta las 10 de la mañana, para poder convivir con el funcionamiento ordinario de la parroquia durante el día”.

Labrín apuntó que, en el día, dentro de las actividades que tiene la parroquia, está la de “ofrecer un comedor para 100 personas diariamente, más un programa de asistencia técnica a pacientes postrados y entrega de pañales”.

Te puede interesar: Frío y cesantía: Estas son las razones que motivan a algunos haitianos a volver a su país

Sobre los haitianos, indicó que “con dolor tuvimos que, necesariamente, regular esta situación con este horario porque ayer (jueves) no se reguló y hubo un bloqueo total. Además, se produjo una situación muy inhumana con los albergados presos dentro de la parroquia sin que pudieran salir, porque había afuera una presión de otros haitianos que querían entrar”.

El párroco agregó que se les propuso el horario del que estuvieron de acuerdo y se les dijo que trataran de buscar algún tipo de trabajo, “pero la gran mayoría se quedó por estos lados”.

“La situación es muy compleja y lo único que espero es que las autoridades se movilicen a solucionar el problema pronto, porque es una situación humanitaria muy lamentable”, sostuvo el párroco Labrín.

Los desayunos y las cenas las está costeando la parroquia con el apoyo de la Municipalidad de Estación Central.

Están sin dinero

Leonor Núñez, quien pertenece a la Agrupación Refugio Esperanza, manifestó que es entendible que la parroquia tenga sus actividades en el día, pero le preocupa que quedaran en la calle con 30°C, sin agua y comida.

Núñez señaló que este viernes los ciudadanos haitianos “permanecieron de pie durante todo el día al lado de la puerta de entrada de la iglesia”. Del mismo modo, agregó que estos migrantes fundamentalmente residían en regiones, que se encuentran sin dinero y que en el día no tienen qué comer, por eso “les trajimos arroz y vienesas”.

“Ellos no pueden seguir aquí, el lugar no es apropiado y es una carga demasiado pesada para la parroquia”, afirmó, añadiendo que en la comuna hay un estadio municipal. “¿Por qué no se les instaló ahí?”, preguntó, insistiendo en llamar a las autoridades a dar una solución.