Teatronika: Actores robots prometen emocionar sobre el escenario

Cargando Eventos

Entre el 5 y el 9 de noviembre, en la Universidad Andrés Bello de Santiago se hicieron las Jornadas Chilenas de Computación 2018, el evento científico más importante en el ámbito de la Ciencia de la Computación y de la Informática que se hace en Chile.

Aparte de la serie de charlas y seminarios que se organizaron en el campus de Antonio Varas, hubo una actividad bien lúdica y que repletó el auditorio de ese lugar: la presentación de obras de teatro a cargo de Teatronika, una compañía conformada por encarnan robots.

Ahí, cuatro pequeños robots de 70 centímetros protagonizaron obras que reflexiones sobre el cruce -o choque- entre la cultura actual y la que se cree que dominará la inteligencia artificial. 

Los guiones fueron construidos hace tres años, luego de que el Grupo de Inteligencia Artificial del Dto. de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la U. Pompeu Fabra (Barcelona) convocara a un concurso para quien creaba el mejor guión.

Así, los “seres” que nacieron para jugar partidos de fútbol en un principio, se convirtieron en actores.

Próxima obra de Teatronika en Viña del Mar

Teatronika
Foto: Gentileza UNAB

El próximo lunes 12 de noviembre, los robots Capri, Dani, Xavi y Leo llegarán al Auditorio Rojo de la Sede Quillota de la Universidad Andrés Bello, en Viña del Mar.

Siempre acompañados del doctor Martí Sánchez, encargado del equipo que trabaja en Inteligencia Artificial en la universidad catalana, ahí presentarán La Reincorporación y Un agujero en la arena.  

Mientras que la primera va sobre una persona que despierta en el futuro -luego de criogenizarse al enterarse de que padecía cáncer- y que debe decidir si vuelve a la vida entre humanos o se queda en la era comandada por robots, la segunda es un diálogo un tanto surrealista de la vida cotidiana entre dos robots amigos.

Es bien divertida por lo mismo, por los diálogos sinsentido y que no tienen más objeto que poner al espectador en la situación futura que podría vivirse adentro de una casa cualquiera.

Poco conocidos aún en Cataluña

Teatronika
Foto: Gentileza UNAB

El año 2015, cuando convocaron a todo un público a presentar guiones para estos robots -con requisitos como que no podían tocar ni recoger objetos, entre otros- llegaron 100. Y este año, que fue la segunda convocatoria, 120.

Y en todos los lugares donde se han presentado en público, han llegado con las obras mencionadas y el éxito ha sido rotundo, con mucha gente en el lugar.

¿Por qué tanto interés? Por la curiosidad que provoca verlos en este formato, con gestos dramáticos y sus diálogos profundos.

Las obras no superan los 10 minutos, pero resulta muy atractivo verlos a tan pocos metros y desplegarse sobre un escenario, con iluminación teatral y escenografía.