Universitarios y policía, héroes en tiroteo de California

Los Ángeles— Estudiantes universitarios que habían salido a pasarla bien y un policía veterano se convirtieron en héroes durante la matanza perpetrada en un bar de música country al sacar a varias personas para ponerlas a salvo y al entrar al tiroteo.

Muchas de las docenas de jóvenes acudían con regularidad al Borderline Bar & Grill de Thousand Oaks, California, donde el miércoles irrumpió un hombre armado que abrió fuego y mató a 12 personas antes de suicidarse.

“Era una noche de miércoles normal”, dijo el estudiante de primer año de Moorpark College Cole Knapp, quien de repente oyó una fuerte detonación que al principio pensó era un cohete prendido por algún bromista. Luego se fijó y vio a un hombre con una capucha negra que sostenía una pistola.

“Traté de poner a salvo al mayor número de gente que pude”, dijo Knapp AP. “Junto a mí había una salida, así que me fui por ahí. Esa salida da a un patio donde fuma la gente. La gente que estaba ahí no sabía muy bien lo que estaba pasando. Ahí hay una reja, así que dije: ‘todos brinquen la reja lo más rápido que puedan’. Y después de ellos salté yo”.

Knapp vio a un agente de la Patrulla de las Carreteras de California que acababa de marcarle el alto a un conductor y le gritó que en el interior del edificio había un tirador. Al parecer al principio el agente no le creía, dijo Knapp, hasta que le gritó que no estaba bromeando. La ciudad es clasificada consistentemente como uno de los lugares más seguros de California.

Matt Wennerstrom, quien también es cliente regular del Borderline, se encontraba con unos amigos cuando oyó lo que describió como el inconfundible sonido de disparos.

Wennerstrom, de 20 años, se asomó y vio a un hombre vestido de negro disparando a los empleados del bar que trabajaban en la recepción.

“En ese momento, agarré a cuantas personas a mi alrededor pude y las jalé debajo de la mesa de billar que nos quedaba más cerca hasta que se le acabaron las balas”, dijo a los reporteros.

Cuando el hombre hizo una pausa para recargar, él y otros tomaron banquitos y los usaron para quebrar una ventana. Luego empezaron “a sacar a cuantas personas pudieron”. 

Pronto Wennerstrom, estudiante de la Universidad Estatal de California, también se puso a salvo. Él vive cerca del bar y dijo que muchos de los parroquianos regulares se criaron en la zona y se conocen desde niños.

“No se trata de algo en lo que uno se salga y se las arregle por su cuenta”, dijo a CBS News. “Yo pensé en qué podía hacer para proteger al mayor número posible de mis amigos”.

El sargento del Departamento de Policía del Condado Ventura Ron Helus, con 29 años de antigüedad, fue el primer policía en llegar al bar.

Entró y recibió varios disparos, dijo el comisario Geoff Dean, quien añadió que la confrontación dio tiempo de escapar a personas inocentes.

El agente que entró después de Helus al edificio lo sacó. Helus fue hospitalizado, falleciendo el jueves por la mañana.

Cientos de personas hicieron vallas en las calles cuando una caravana trasladó su cadáver del hospital a la oficina de medicina forense.

Atacante escribió sobre sus problemas mentales

El autor de la masacre en un bar de California había escrito sobre sus problemas mentales en las redes sociales, informó el viernes una fuente policial.

Ian David Long, quien mató a 12 personas y murió también, tenía cuentas de Facebook e Instagram y compartió allí sus problemas psicológicos y se preguntaba si la gente creía que estaba cuerdo, dijo a la AP la fuente, que pidió no ser identificada .

Los investigadores no han dado un motivo del tiroteo ni especificado si la enfermedad mental tuvo algo qué ver. La fuente dijo que los detectives consideran la posibilidad de que el agresor creía que una ex novia estaba en el bar, el Borderline Bar and Grill, en un suburbio de Los Ángeles.

Poco antes, el presidente Donald Trump afirmó que el autor de la masacre actuó debido a una enfermedad mental.

Long era un “cachorro muy enfermo” que “tenía muchos problemas”, dijo Trump a reporteros.

Long, quien abrió fuego contra un bar de música country en Thousand Oaks el miércoles, fue revisado por un psicólogo en abril, quien se preocupó de que el veterano de la Marina tuviera algún trastorno de estrés postraumático.

En sus declaraciones, Trump hizo alarde de sus esfuerzos para financiar la atención médica a veteranos con trastornos de estrés postraumático, sin embargo se negó a responder preguntas sobre si el país necesita controles de arma más estrictos.

Trump comulga con el poderoso grupo a favor de las armas, la Asociación Nacional del Rifle, y se ha resistido a las peticiones para que se tomen medidas más severas contra la posesión de armas de fuego.

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.