[VIDEO] "Quería llegar a navidad": El triste relato de una mujer que tuvo que adelantar su muerte

Audrey Parker, una maquilladora profesional de 57 años de edad, falleció el pasado 1 de noviembre en su casa de Halifax, Nueva Escocia, por medio de una inyección administrada por un médico.

El cáncer de mama, que le fue diagnosticado en 2016, se había propagado ya a otras partes de su cuerpo, provocándole dolores insoportables. Unas horas antes de su deceso, Parker dijo que debió recurrir a la muerte asistida antes de la fecha que habría deseado, en razón de lo estipulado en la ley canadiense, que obliga a quien lo solicita a estar consciente y lúcido en el momento de dar el consentimiento.

“Estoy dispuesta a irme temprano si esto resultará en este cambio para los que vienen después de mí“, declaró Parker en una nota final a sus amigos y a la comunidad que publicó en Facebook antes de su muerte con asistencia médica. 

Y continuó: “Quería llegar a la Navidad y la víspera de Año Nuevo … mi época favorita del año, pero perdí la oportunidad debido a una ley federal mal pensada. Simplemente no puedo jugar con mi final de vida y el dolor que tengo que soportar”.

Por último escribió: “Si se hubiera abolido el consentimiento en una etapa tardía, simplemente me hubiera quitado la vida un día a la vez”. 

De acuerdo a CBC, la amiga de Parker, Kim King, confirmó el jueves por la tarde que Parker murió en paz en su casa de Halifax, rodeada de familiares y amigos.

Antes de morir, Parker recaudó fondos para construir el primer hospicio de 10 camas de Halifax que se abrirá en 2019. Ella ayudó a elegir la decoración de cada habitación, dijo King, y pidió que la gente honrara su legado donando a Hospice Halifax.

“La vida es un hermoso viaje. El final de nuestra vida es tan importante como el comienzo de nuestra vida. Eso es lo que creo”, dijo Parker en una entrevista con CBC News el mes pasado.

“Entonces, al hablar con amigos y familiares, hacer que suban a bordo, hacer que lo acepten como lo he aceptado, realmente ha cambiado su opinión … Es hora de que me vaya y quiero irme tranquila y hermosamente”, sentenció Parker.