Alianza Lima: así fue su último gol antes de la tragedia del Fokker

Desde 1987 los 8 de diciembre ya no son los mismos para el país pero sobre todo para los hinchas de Alianza Lima. Y es que en aquella fecha el avión Fokker F-27 que trasladaba al plantel ‘íntimo’ de regreso a Lima cayó al mar de Ventanilla enlutando a todo el Perú. La tragedia ha sido hasta el momento la más nefasta en la historia del fútbol local. Sin embargo, esta vez queremos recordar lo bueno de aquel día a manera de homenaje: el triunfo aliancista. 


El plantel ‘blanquiazul’ dirigido en aquel entonces por Marcos Calderón decidió viajar a Pucallpa el mismo día en horas de la mañana para enfrentar al equipo de la ciudad. El encuentro estaba pactado para la tarde. 


Alianza Lima sabía de la importancia de este duelo, pues un resultado favorable le permitía acabar la fecha como puntero absoluto del Torneo Descentralizado del mencionado año. Los ‘íntimos’ mostraban un juega conservador pero inteligente y es que con un campo bastante dañado era casi imposible practicar su estilo de juego, ese del toque y regate pícaro. 


Aún así, los limeños se dieron maña para fabricar una contra magnifica que fue iniciada por su portero Caíco Gonzáles Ganoza cedió para su central y este mandó el balón a campo rival el rebote lo tomó un volante aliancista que  se la pasó a Carlos Bustamante y el ‘8’ blanquiazul no dudó en sombrearle la pelota al guardameta Álvarez Camacho que salió presurosa a pesar de que dos centrales iban a cubrir aquella zona. 


El tanto aliancista fue el único que se anotó en aquel encuentro y significaron los puntos necesarios para situarse en la cima del campeonato. El plantel junto con personas allegadas al club tomó el vuelo de retorno a Lima ese mismo día cerca de las 18:31 horas locales y terminó con el terrible desenlace que ya todos en el país y el mundo conocen. 


Cabe mencionar que en este lamentable día 43 personas perdieron la vida, entre ellos se encontraban: 16 jugadores, 6 miembros del comando técnico, 4 dirigentes, 8 barristas, 3 árbitros y 6 tripulantes. Una pérdida imborrable en aquella época y que obviamente sigue calando en el pensamiento de todos los peruanos.