Directora financiera de Huawei es acusada de fraude por ocultar relaciones comerciales con Irán, según tribunal

VANCOUVER, Canadá – Meng Wanzhou, directora financiera del gigante chino de telecomunicaciones Huawei, fue acusada por presuntos cargos de fraude en Estados Unidos, reveló la fiscalía durante una audiencia sobre la fianza.

Meng está acusada de cometer fraude porque le dijo a los bancos en Estados Unidos que Huawei y Skycom -una compañía con sede en Hong Kong que, según se informa, está haciendo negocios con Irán- no tienen conexiones. Sin embargo el tribunal escuchó de un abogado, que Huawei controla a Skycom.

A Meng, de 46 años, se le concedió inicialmente una prohibición de divulgación por parte de la Corte Suprema de Columbia Británica, la que posteriormente fue levantada antes de la audiencia.

La mujer fue arrestada en Vancouver el 1 de diciembre con una orden de extradición de parte de Estados Unidos. Los tribunales estadounidenses emitieron una orden de arresto el 22 de agosto y la provincia de Columbia Británica, en Canadá, lo hizo el 30 de noviembre.

(FRED DUFOUR/AFP/Getty Images)

En el desarrollo de su caso se denegó el pago de fianza, los abogados de la fiscalía dijeron que Meng no tiene conexiones significativas con Vancouver, y que sus enormes recursos hacen que la cantidad de su promesa de fianza sea irrelevante. Meng prometió un millón de dólares canadienses para la fianza.

“Si tiene recursos infinitos, el valor de la promesa disminuye”, dijo el abogado que representa al fiscal general de Canadá. El padre de Meng es valorado en USD 3,2 mil millones.

Una mujer abandona el Tribunal Supremo de Columbia Británica después de observar la audiencia de fianza de la Directora Financiera de Huawei Technologies, Meng Wanzhou, en Vancouver el 7 de diciembre de 2018 en Vancouver, Canadá. Wanzhou fue detenida por funcionarios de la frontera en Vancouver el 1 de diciembre mientras cambiaba su vuelo en ruta a México. (Jeff Vinnick/Getty Images)

El “amplio patrón de deshonestidad” de Meng fue citado como otra razón para negarle la fianza, al igual que el hecho que dejó de viajar a Estados Unidos después de enterarse de la investigación de su caso.

El abogado de Meng dijo que el ejecutivo de Huawei no violaría las órdenes judiciales debido a su “dignidad personal”. Argumentó que su riqueza no debería descalificarla para obtener la fianza, y sugirió el uso de herramientas como la supervisión electrónica para asegurarse de que se quede en el país.

Los abogados del fiscal general argumentan que la supervisión electrónica reduciría el riesgo de que Meng huya, pero no puede evitarlo.

Meng tiene dos pasaportes válidos, según su abogado. Su pasaporte de Hong Kong fue incautado cuando lo arrestaron, mientras que su pasaporte chino llegó anoche, y ella está dispuesta a entregarlo junto con sus pasaportes caducados, dijo su abogado.

La mujer podría enfrentar hasta 30 años de cárcel por cada presunto delito.

La fiscalía comparó el caso de Meng con el de Su Bin, un empresario chino acusado de robar secretos militares de Estados Unidos a quien se le negó la libertad bajo fianza en un tribunal de Columbia Británica en 2014, presentando el caso como un precedente para negarle la libertad bajo fianza a Meng.

La audiencia sobre la fianza de Meng se reanudará el 10 de diciembre.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo a los reporteros el 6 de diciembre, que había sido informado de la detención unos días antes que se realizara. Trudeau dijo en ese momento que no se ha contactado con China o sus embajadores sobre el caso, informó CBC.

Lazos con Beijing

Meng, que también tiene los nombres de Cathy y Sabrina, no solo es la Directora de Finanzas de Huawei, sino también la vicepresidente de la junta directiva y la hija mayor de su fundador.

El CEO y fundador de Huawei, Ren Zhengfei, fue miembro del Ejército Popular de Liberación de China (EPL), donde trabajó como ingeniero ayudando a construir su red de comunicaciones.

La compañía está bajo escrutinio por sus vínculos con el régimen chino, lo que genera preocupación en los círculos de inteligencia sobre el uso de sus equipos para espionaje de Beijing.

“[Huawei] está esencialmente bajo el control del gobierno chino”, dijo el exjefe del Servicio de Inteligencia de Seguridad de Canadá, Ward Elcock, a CBC.

Una tienda de Huawei en Beijing el 20 de julio de 2015. (Greg Baker/AFP/Getty Images)

Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, todos miembros de la alianza de inteligencia ‘Five Eyes’ que también incluye a Canadá y el Reino Unido, han prohibido a Huawei en sus redes 5G, la próxima generación en tecnología inalámbrica.

En Reino Unido, la multinacional de telecomunicaciones BT Group anunció este mes que retirará los equipos de Huawei de sus operaciones móviles 3G y 4G, y no usará la tecnología de Huawei en su red 5G.

En una entrevista con Australian Financial Review, el exjefe de la CIA, Michael Hayden, dijo que hay evidencia sobre que Huawei es un espía de Beijing.

Un artículo reciente del periódico The Australian dice que los funcionarios en Australia recibieron informes sobre espías chinos que usan a Huawei para infiltrarse en la “red extranjera”.

Bajo la Ley de Inteligencia Nacional de China, las organizaciones chinas tienen que apoyar, asistir y cooperar con el trabajo de inteligencia del Estado, un régimen comunista.

Los jefes de seis agencias de inteligencia de Estados Unidos, incluida la CIA, el FBI y la NSA, advierten contra el uso de productos de Huawei debido a los problemas de seguridad.

Mira a continuación