EE.UU. acusa a la vicepresidenta de Huawei de fraude por violar las sanciones a Irán

EE.UU. acusa a la vicepresidenta de Huawei de fraude por violar las sanciones a Irán.
EE.UU. acusa a la vicepresidenta de Huawei de fraude por violar las sanciones a Irán.

Meng Wanzhou, vicepresidenta y directora financiera de Huawei, fue detenida el sábado pasado en Vancouver Canadá y está a la espera de una posible extradición a Estados Unidos.

Según informa la prensa internacional Washington sospecha que la directiva violó el embargo impuesto a Irán. La detención ha generado tensión entre EE.UU. y China en momentos en que intentan llegar a un acuerdo para acabar con su guerra comercial.

Meng es hija Ren Zhengfei, exingeniero del ejército chino que fundó Huawei en 1987.
La empresa se ubicada hoy en el 72ª lugar de las primeras 500 empresas mundiales según Fortune, con un volumen de negocios anual de 80.000 millones de euros (u$s 90.000 millones).

El grupo se convirtió en los últimos años en uno de los primeros suministradores de material y equipos para redes de telecomunicaciones, lo que despertó sospechas de Estados Unidos y otros países de mantener vínculos con el poder en Pekín.

Los fiscales de Estados Unidos intentan que Wanzhou, afronte cargos por fraude relacionados con el incumplimiento de las sanciones norteamericanas contra Irán, según infrmó un tribunal de Vancouver (Columbia Británica, Canadá).

Violar sanciones a Irán

La mujer es sospechosa de ocultar los vínculos de su compañía con una firma que intentó vender equipos a Irán a pesar de las sanciones. Los fiscales estadounidenses argumentan que Meng no fue sincera cuando los bancos le preguntaron acerca de los vínculos entre las dos firmas.

De ser extraditada a Estados Unidos, Meng enfrentaría cargos de conspiración para estafar a varias instituciones financieras, y podría ser sentenciada a hasta 30 años de prisión por cada cargo.

EE.UU. tiene 60 días para realizar una solicitud formal de extradición, que será evaluada por un juez canadiense y luego será el ministro de justicia de Canadá quien decidirá si extradita a Meng.

The Wall Street Journal informó en abril que el gigante de las telecomunicaciones chino se encuentra bajo investigación en EE.UU. al menos desde 2016, por presuntamente suministrar productos de origen estadounidense a Irán y otros países en violación de las leyes de exportación y sanciones de EE.UU.

El tribunal canadiense explicó que las autoridades estadounidenses creen que los ejecutivos de Huawei comenzaron a evitar viajar a EE.UU. en abril de 2017 tras enterarse del inicio de la investigación penal en curso en el país.

Las audiencias sobre el arresto de Meng Wanzhou continuarán el próximo lunes cuando se escucharán argumentos adicionales de la defensa que insisten en dejar a Meng en libertad bajo fianza.

La Fiscalía, por su parte, exige que permanezca bajo custodia, ya que cree que de lo contrario la investigada podría abandonar Canadá y estar fuera del alcance de la justicia.

La detención de la empresaria china enfureció a las autoridades de su país que de inmediato exigieron su liberación. “Exigimos a ambas partes (Canadá y Estados Unidos) que nos proporcionen aclaraciones lo antes posible sobre los motivos de esta detención”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang. El funcionario pidió la liberación inmediata de Wanzhou.

Huawei Technologies, por su parte, aseguró que la compañía china de telecomunicaciones “cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables donde opera, incluidas las leyes aplicables de control y sanción de exportaciones”, y afirma no tener conocimiento de ningún delito cometido por Meng.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, que se encuentra negociando con China tema comerciales aseguró que no hay pretexto político en el arresto de Meng Wanzhou.