El Uruguay aumentará la producción de marihuana

La licitación, que se abrirá el 11 de febrero, será para hasta cinco empresas que deberán producir 2.000 kg de cannabis por año, en terrenos de tres hectáreas que le serán provistos por el Estado uruguayo y contarán con seguridad perimetral por parte de las autoridades, detalló la Presidencia.

“Esas empresas se sumarán a las dos que en la actualidad producen” marihuana, explicó en rueda de prensa el prosecretario (jefe de Gabinete) de la Presidencia uruguaya, Juan Andrés Roballo.

Uruguay aprobó en 2013 una inédita ley que permite el cultivo doméstico de marihuana con hasta seis plantas por hogar; el cultivo cooperativo en clubes con hasta 99 plantas por club, y la compra de marihuana producida por privados bajo control estatal a través de farmacias del país, a razón de hasta 40 gramos por mes para usuarios registrados ante el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca).

La venta en farmacias está habilitada desde julio del año pasado. Más de 31.000 personas se registraron para comprar. Además hay más de 7.000 cultivadores y 110 clubes de membresía, según las últimas cifras oficiales.

“El mercado formal le arrebató al narcotráfico al menos 10 millones de dólares en solo un año y medio”, dijo Roballo sobre los efectos de esta ley que se presentó como una forma alternativa de combatir el tráfico de droga.

“Se trata de dinero del mercado regulado, que se evita que llegue al narcotráfico, y, por lo tanto, financie actividades delictivas”, añadió.

El director del Ircca, Martín Rodríguez, detalló de su lado que para las nuevas empresas las condiciones de venta, logística y cadena de pagos serán las mismas de las actuales dos que producen en Uruguay, a unos 50 km al noroeste de Montevideo: “Dos toneladas por año de producción y distribución por cada empresa, el 100% corresponderá a flores secas y empacadas con las condiciones establecidas” en sachets herméticos.

Uruguay habilitó la producción de cáñamo para uso industrial (11 empresas) en 1.000 hectáreas a cielo abierto y 15.000 metros cuadrados de invernaderos.

En el área de cannabis medicinal, que avanza mucho más lentamente, solo se registran dos licencias para industrialización de yerba mate, cremas y aceites, otras dos para uso medicinal sicoactivo y seis para proyectos de investigación científica, detalló la Presidencia.