Inteligencia Artificial: ¿Cómo garantizamos que las máquinas funcionen de forma ética?

En Fayerwayer hablamos con Guilherme Novaes, experto en Inteligencia Artificial. Hablamos sobre los marcos éticos de la IA en las empresas.

La Inteligencia Artificial está entrando muy rápido en las empresas de Latinoamérica. Pero, ¿Realmente sabemos usar la IA y tenemos claridad en la toma de decisiones con los datos? ¿Cómo se benefician los emprendimientos con esto?.

De todo esto hablamos con el experto y asistente ejecutivo de la gerencia general de IBM Latam, Guilherme Novaes.

Guilherme Novaes

FW: Hablemos del panorama actual. ¿Cómo conciben hoy las empresas el IA? Qué porcentaje de adopción tienen en la región?

GN: Hoy todos estamos de acuerdo que ya estamos en una nueva era – la era de los datos. La economía hoy está guiada por los datos que circulan en las empresas, en las redes sociales, en los sensores distribuidos por las ciudades, en nuestros celulares y tablets, en lo que compramos, vestimos, etc. Los fenómenos de mobile y social media transformaron las industrias y redefinieron la forma en que las personas consumen y los modelos de negocios de las empresas. Los consumidores hoy en día quieren respuestas personalizadas en tiempo real y las empresas necesitan que su tecnología genere más valor mediante la conversión de datos en insights para ayudar a tomar decisiones y mejorar la experiencia de sus clientes.

La Inteligencia Artificial ayuda a las empresas a acercarse a esa actual demanda del mercado, pues puede comprender grandes cantidades de datos (texto, sonido, imágenes, video) en tiempo real, formular hipótesis inteligentes, hacer recomendaciones personalizadas e interactuar con nosotros usando el habla conversacional. En el ámbito corporativo, la transformación digital y la Inteligencia Artificial ya son una realidad que están generando impacto en los negocios, en la fuerza de trabajo y en las experiencias de clientes.

Y eso no está lejos de nosotros. Eso ya es una realidad aquí en América Latina. La transformación digital apalancada por la IA nos está dando una oportunidad de redefinir nuestra capacidad competitiva en la región. Nuestras empresas públicas y privadas están en igualdad de condiciones que cualquier otra empresa del mundo. La diferencia va a radicar en tener el foco y agilidad para sacar provecho de las nuevas tecnologías. Aquí en América Latina, tenemos un grupo de reinventores importantes liderando la discusión en industrias como la banca, el retail, la salud, la educación, entre otras, tanto en grandes compañías como en startups que han entendido cómo la IA puede acelerar sus procesos de innovación.

FW: ¿Cómo la IA va ganando confianza en empresas y emprendimientos? Cómo rompemos las desconfianzas?

GN: En esta economía de la data en la cual estamos viviendo, las nuevas tecnologías necesitan ser guiadas de manera segura y las empresas como nosotros, que construimos esas tecnologías, tenemos esa responsabilidad. Así que es sumamente importante que estas empresas hagan la gestión de los datos siguiendo principios de seguridad, privacidad y propiedad.

Además, ahora que las tecnologías de IA tienen la capacidad de emular las capacidades cognitivas que hasta hace poco eran exclusivas de los seres humanos, empezamos a usarla para apoyarnos en la toma de decisiones importantes, que necesitan principios éticos y deben tomarse con total independencia de prejuicios, considerando su impacto en la vida de las personas y de las empresas.

Las personas esperan que todas las decisiones y actitudes que una empresa tome se sustenten en principios éticos. Cuando estas acciones se definen con el apoyo de las máquinas, debemos garantizar que estos sistemas también funcionen de forma ética.

Un estudio reciente del Institute for Business Value de IBM mostró que el 82% de las empresas del mundo está considerando implementar modelos de inteligencia artificial, pero el 60% aún tiene una actitud cautelosa o siente algo de desconfianza. Entonces estamos trabajando para romper esa desconfianza. Un ejemplo importante fue un sistema que IBM ha desarrollado ahora para asegurarse de que la IA entregue resultados más asertivos e imparciales. El nuevo sistema es capaz de detectar el sesgo, hacer recomendaciones para minimizarlo y aumentar la transparencia, explicando en tiempo real lo que lo llevó a tomar una decisión en detrimento de otra. Poder explicar de forma transparente cómo y por quién el sistema de IA fue entrenado es esencial para aumentar la confianza.

FW: ¿Qué innovaciones fundamentales puede generar la IA para la estrategia de negocios de una empresa?

GN: La Inteligencia Artificial está generando una disrupción en las empresas, transformando las industrias y las profesiones. Por qué? Porque en el actual momento en el que estamos viviendo, las compañías tienen valor no por sus activos físicos o su capacidad de producción, sino por su capacidad de manejar sus datos, de entender a sus clientes, manejar información y obtener insights y valor competitivo de ellas. Así que para que una compañía logre realmente ser competitivo en ese escenario dominado por la revolución digital, la empresa necesita tener una solución que comprenda los datos. Un tipo de inteligencia que entienda esta gama de informaciones, y consiga dar contexto y significado para ellas. Es necesario algo que realmente pueda ayudar a encontrar lo que está escrito entrelíneas de esos datos, algo que permita una percepción diferenciada y que sirva de apoyo para las tomas de decisiones.

Y como el 80% de la data del mundo no es estructurada, es decir, proviene de diferentes fuentes y formatos y no son informaciones capaces de ser interpretadas por sistemas computacionales tradicionales, hay que usar las soluciones de Inteligencia Artificial en la nube para dar a las empresas la capacidad de transformar esos datos desestructurados en información útil y en la velocidad necesaria para ganar ventaja competitiva. La IA toma relevancia para dar sentido a esos datos no estructurados y ayuda a transformar ese mar de información en insights. Los sistemas de IA son capaces de entender, analizar y extraer valor de los datos invisibles, y dan a las empresas el conocimiento que necesitan para transformar la experiencia de su cliente, permitiéndoles comprender de mejor manera las preferencias del consumidor, de mejorar su experiencia completa y ayudarlo a tomar decisiones en el momento. Eso da a la empresa la posibilidad de innovar y transformar su estrategia de negocios con resultados de negocio reales, con incremento en la productividad y crecimiento en ventas, generando alto impacto en la toma de decisiones de las empresas y dándoles un diferencial competitivo.

FW: ¿Cómo se traduce en lo práctico para los clientes y usuarios finales la entrega de estas IA por parte de empresas?

GN: Watson es la plataforma de IA para los negocios. Proveemos a las empresas de tecnología para que ellas puedan desarrollar soluciones específicas a su negocio y generar beneficios a sus clientes. Centenas de empresas en América Latina ya estan usando y sacando provecho del uso de la inteligencia artificial de Watson en los diferentes sectores. Tenemos ejemplos de aplicación en nuestro día a día, como el asistente virtual ‘Bia’, de Bradesco; los nuevos coches de Volkswagen, como Virtus, Tiguan y Vento que ya vienen con el manual cognitivo que interactúa en lenguage natural en Portugués o Español; la IA que interactúa con los visitantes en el Museo de Antropologia en México; la solución de AI de la escuela de negocios brasileña Saint Paul considerada el Netflix de la educación; Seguros Equinoccial, de Ecuador que lanzó el primer seguro inteligente de automóviles (‘Auto Conectado’) con la app que usa Watson para recibir información sobre los hábitos de conducción; o LUZi que es un device con la tecnología de IBM Watson en IBM Cloud, creado por un grupo de doctores para monitorear embarazos en las comunidades rurales de Guerrero, estado con el mayor número de muertes maternas e infantiles en México… además de las diversas aplicaciones en el comercio minorista, sector agrícola, y en la salud, para ayudar a desarrollar nuevos medicamentos y dar soporte a los médicos en el tratamiento de enfermedades como el cáncer, etc.

FW: ¿Cuanto aporta en este cambio de paradigma la adopción de sistemas cloud de almacenamiento?

GN: Ante una estrategia de nube evolucionada, los proyectos de AI prosperan con altos volúmenes de datos que requieren mucha potencia de computación y almacenamiento. Esto es lo que hacen bien las plataformas en la nube, gracias a su capacidad para escalar según la demanda. Si los clientes quieren dominar la IA, primero deben dominar la nube.

Según un estudio de IBM, alrededor del 40% de las organizaciones en todo el mundo es muy probable que inviertan en tecnologías basadas en la nube para complementar su perspectiva de IA.

En ese sentido, una nube construida para AI es la que proporcionará mayores niveles de integración. IBM Cloud es una aplicación para acelerar la integración con los datos, tanto dentro como fuera de las instalaciones; las ideas de los nuevos expertos se basan en tecnologías, como Machine Learning, IoT e AI.

FW: ¿Cómo ves el futuro de la IA en la región?

GN: El crecimiento de la adopción de IA en América Latina ha sido exponencial y la Inteligencia Artificial ya es realidad hoy en toda América Latina. El mercado está adoptando transversalmente soluciones de IA desde las empresas nuevas y pequeñas hasta las entidades maduras y tradicionales de todos los segmentos económicos. Tenemos centenas de ejemplos de empresas usando Watson en la región, de distintos sectores. Esas empresas ya cambiaron la forma como interactúan con sus clientes usando la IA para ofrecer una nueva experiencia. Los ejemplos son muchos y hoy vemos que todas las industrias están buscando la transformación digital apalancada por la inteligencia artificial.

La evolución de la IA camina en la dirección de los humanos trabajando cada vez más junto a la maquina, ampliando la capacidad de razonar y generar hipótesis de los sistemas inteligentes evolucionando para conseguir ayudarnos a resolver problemas humanos cada vez más complejos. Así que cuanto antes rompamos la barrera de la desconfianza, más rápido capitalizaremos los beneficios de las nuevas tecnologías, usándolas para tomar decisiones justas y obtener nuevas ventajas competitivas.

Vamos a ver a AI realmente transformar industrias y profesiones en los próximos años. El futuro será de aquellos que adopten esas nuevas capacidades, que se embarquen en esta nueva era, implementando herramientas que aproveche y potencien lo que los humanos hacen, para transformar desde la atención al cliente, hasta sectores con gran impacto en la sociedad como la salud, educación y seguridad.