Juventus le ganó el clásico al Inter y es líder absoluto

Juventus se impuso por 1-0 este viernes en el ‘Derbi de Italia’ contra el Inter, en el partido que abrió la decimoquinta jornada de la Serie A italiana, y confirmó su sólido liderzgo, escapándose a 14 puntos de distancia de los milaneses.

Un cabezazo del croata Mario Mandzukic prolongó la racha triunfal de una Juventus que sumó su sexta victoria en liga consecutiva y que ganó catorce partidos y empató uno en quince jornadas, lo que supone el mejor arranque de la historia de la Serie A.

La Juventus es récord en Italia e igualó este viernes las marcas del Barcelona, el Manchester City y el París Saint Germain, únicos equipos de las grandes ligas europeas que fueron anteriormente capaces de empezar un campeonato de forma tan positiva.

Tras el contundente 3-0 de la semana pasada a Fiorentina, el conjunto de Massimiliano Allegri sigue volando y suma momentáneamente once puntos de ventaja sobre el Nápoles, escolta, que jugará este sábado contra el Frosinone.

El cuadro turinés tuvo que sobreponerse a un Inter que en la primera parte de encuentro se defendió con orden y que solo sufría para contener al portugués Cristiano Ronaldo, que jugó este viernes al servicio del equipo.

Los principales peligros de los primeros 45 minutos se originaron a través de centros y asistencias de Cristiano para el argentino Paulo Dybala, que intentó dos veces en la primera media hora con un cabezazo desviado y con un zurdazo enviado al córner por el arquero esloveno Samir Handanovic.

Sin embargo, la mejor oportunidad para desbloquear la paridad la tuvo el Inter a los 26′, cuando Matteo Politano combinó con Icardi para que el argentino ofreciera a Roberto Gagliardini una buena posibilidad en el área. El medio italiano cruzó con la zurda, pero la pelota impactó en el poste y rebotó dócil en las manos del portero polaco Wojciech Szczesny.

El del Allianz Stadium fue un choque hecho de momentos, con Juventus que empezó mejor, Inter que creció a la media hora de juego y con los turineses que volvieron a asustar a los milaneses al borde del descanso, con un remate del uruguayo Rodrigo Bentancur que parecía destinado al fondo de la red antes de una gran tapada del croata Marcelo Brozovic.

Así, los dos conjuntos se fueron al descanso con un 0-0 que reflejaba el equilibrio. Un resultado que no desagradaba a Juventus, cuyo técnico, Allegri, declaró en la víspera que este partido era menos importante que el del próximo miércoles en la Champions contra el Young Boys.

Pese a que el Inter se acercaba de manera peligrosa a su arco en la primera mitad y al comienzo de la reanudación, con un remate de Politano, Juventus lució una de sus mejores virtudes: entender y gestionar los momentos del encuentro, sabiendo cuando bajar el ritmo y cuando subirlo.

Y tras resistir al principio de la segunda mitad en el momento de presión del Inter, los turineses volvieron al ataque y aprovecharon un centro desde la banda izquierda de Joao Cancelo para adelantarse, con un cabezazo de Mandzukic a los 66′.

Fue el séptimo gol en liga del año para el croata y sacudió a un Inter que intentó aumentar el peso de su delantera con el argentino Lautaro Martínez, aunque sin poder romper el muro defensivo de Juventus.

La barrera de los turineses, integrada en el tramo final por el alemán Emre Can, que volvió a competir tras estar cuarenta días de baja por una operación de nódulo tiroideo, aguantó y permitió al Juventus dar otro paso hacia la consecución de su octavo título consecutivo.