Mochileros argentinos visitaron Trujillo durante su viaje por Latinoamérica

Un Fiat 1100 del año 1961 es su casa y su único medio de transporte. Le han cambiado los cauchos unas 12 veces y le hicieron el motor en Valera | Foto: María Gabriela Danieri

Valera.– Los viajeros argentinos Luis Betancourt y Sonia Sadañioski visitaron Valera, en el estado Trujillo, en su trayecto hacia África. Han recorrido varios países de Latinoamérica a bordo de “El Nono”, un Fiat 1100 del año 1961, que suma 34.800 kilómetros desde su salida en Buenos Aires en diciembre de 2016.

Betancourt contó que estuvieron en Chile, Ecuador, Perú, Bolivia y Colombia, con el objeto de conocer la cultura de su gente y acercarse a sus raíces. A Venezuela llegaron hace 25 días y, según ellos, fue una lucha poder cruzar la frontera con Colombia por el estado Zulia.

La gente nos ayudó

Les dijeron que iba a ser difícil, pero luego de tres días de constantes conversaciones con los organismos de seguridad de ambas naciones y el apoyo de la comunidad guajira, lograron atravesar Paraguachón.

“Llegamos con una idea de lo que se decía de la frontera de Maicao y Paraguachón, y era totalmente diferente a lo que nos encontramos. Tuvimos un gran recibimiento, nos dieron una mano, la gente nos ayudó”

Estuvieron en Maracaibo, en la feria de la Virgen de Chiquinquirá, y llegaron a Valera este jueves 7 de diciembre. Hicieron grandes amigos, quienes los ayudaron a hacer la cámara del motor de “El Nono”.

Calificaron de “inagotables” a los trujillanos, quienes les confirmaron el temple de los venezolanos, pese a la crisis.

Ganan el dinero del día con la venta de postales y otros objetos de fabricación propia, pues no creen en límites | Fotos: María Gabriela Danieri

“El venezolano es una persona solidaria, de ayudar y tender la mano; es lo que queríamos confirmar. Por algo se peleó tanto para llegar aquí, estuvimos tres días peleando y hablando con todos para poder está acá y la vida nos da la razón”, comentaron Betancourt y Sadañioski.

Sadañioski, quien a los 30 años decidió dejar un trabajo administrativo para vivir su sueño de viajar, comentó que visitarán el Monumento a la Paz, en Trujillo, los parques naturales de Boconó y se irán por el páramo hasta Mérida.

Lea también Conmebol limita a 5.000 las entradas para argentinos en final River-Boca

En su travesía en Venezuela, pasarán por Falcón y el Distrito Capital y buscarán la frontera hacia Brasil. En este país visitarán varias regiones y esperan irse en barco hasta Cabo Verde, en África.

Betancourt buscará encontrarse con sus raíces, pues sus abuelos eran inmigrantes africanos que llegaron a Argentina para huir de la pobreza.

Dos argentinos visitaron la puerta de los Andes en su camino por Latinoamérica hacia África | Fotos: María Gabriela Danieri

Ambos explicaron que su presupuesto era de 150 dólares y en el camino se ayudan con la venta de postales, venta de ensalada de frutas y artesanías. Comentaron que para ellos solo son necesarias las ganas de cumplir sus sueños, el amor a la libertad y a descubrir las sorpresas del camino.