Panameña seguirá arrestada en Palestina por dos semanas más

La panameña de origen palestino Suha Jbara -en huelga de hambre en una cárcel por su detención “arbitraria” por parte de las fuerzas de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP)– permanecerá arrestada por 15 días más en la ciudad de Jericó.

Un tribunal ordenó que Jbara siga en custodia por este tiempo por sospechas de que financió “organizaciones ilegales” y “trabajó con el enemigo”, reportó este jueves 6 de diciembre la corresponsal de la agencia AP en el Medio Oriente, Isabel Debre. Esta nota fue reproducida por las páginas web de medios internacionales como The Washington Post y ABCNews.

Las autoridades palestinas, según la agencia, se negaron a dar detalles sobre las acusaciones contra Jbara, quien también tiene ciudadanía estadounidense. Jbara alega que solo apoya organizaciones benéficas islámicas que abogan por los prisioneros palestinos en Israel.

La periodista narró que Jbara entró a la sala de audiencias de Jericó cabizbaja, con aspecto ceniciento y débil. Ella le comunicó a su abogado, Mohannad Karajah, que seguirá en huelga de hambre, que inició el 22 de noviembre.

Según ha dicho su padre a La Prensa, Badran Jbara, el arresto de su hija -ocurrido el 3 de noviembre en su casa en Turmus Ayya, Ramala- no solo fue arbitrario en abierta violación a los derechos humanos, sino que muestra el carácter del régimen de la ANP que dirige Mahmoud Abbas.

El pasado miércoles 5 de abril Amnistía Internacional, una organización de defensa de los derechos humanos, emitió un comunicado en el que señala que los oficiales de seguridad de la ANP amenazaron a Suha Jbara con violencia sexual y la obligaron a firmar un documento en el que admite los cargos.

En mayo de este año, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, visitó la ciudad de Ramala y se reunió con Abbas con el fin de enviar “un mensaje claro del interés del Gobierno de construir lazos cercanos entre nuestras naciones”.

En esa ocasión Varela dijo que como parte de su política de acercamiento con el Medio Oriente, Asia y África, evaluaba crear una “oficina de intereses” en Palestina.