Un empleado de Google se equivoca de botón y la compañía pierde 10 millones

Todo ocurrió durante un curso de entrenamiento sobre anuncios publicitarios en Google. Uno de los aprendices, según Financial Times, fue un poco más allá de lo necesario en un ejercicio práctico y acabó publicando un anuncio falso. En cuanto fue detectado, este banner desapareció, pero para entonces la compañía ya había perdido 10 millones de dólares.

Un aprendiz de Google presiona el botón que no es y la compañía pierde 10 millones de dólares en 45 minutos por un anuncio falso. (Foto: Getty Images)

Durante 45 minutos, en Estados Unidos y Australia algunos internautas vieron aparecer en sus pantallas un banner rectangular amarillo que no llevaba a ningún sitio. Su aparición se explica por un error humano que, según Financial Times, ha puesto de manifiesto la fragilidad del sistema.

Un grupo de personas estaba recibiendo un curso sobre cómo insertar anuncios y todo lo referente a la publicidad a través de Google cuando una de ellas hizo clic en el botón que no era y publicó lo que era solo una prueba. Y ahí estuvo el recuadro amarillo publicado hasta que alguien lo detectó y lo suprimió inmediatamente.

Una fuente de la industria, consultada por el mencionado diario económico estadounidense, ha estimado que las pérdidas ascienden a 10 millones de dólares. Una cifra que podría haber sido aún más abultada de haber aparecido el anuncio a nivel global y no solo en Australia y Estados Unidos.

Un ejercicio de aprendizaje para anunciantes generó un error por el cual el gasto real se realizó en los sitios de los editores durante aproximadamente 45 minutos. Tan pronto como nos enteramos de este fallo, trabajamos rápidamente para detener la ejecución de las campañas”, ha explicado Google.

Además, la compañía ha anunciado que compensará a quienes se han visto afectados por el error y que está estudiando si deberían establecer nuevas medidas de seguridad para que algo así no vuelva a suceder.

El banner amarillo fantasma apareció online a través de AdX, el sistema que usa la compañía californiana para comprar el espacio para los anuncios en la Red y en aplicaciones en tiempo real.