Urge actuar a nivel global contra la pobreza y el hambre: FAO

Roma.- El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, alertó hoy que ningún país será capaz de superar por completo todos los desafíos mundiales por sí solo, por lo que es necesario actuar a nivel global.

Durante la clausura de la semana de deliberaciones del Consejo del organismo, el órgano de gobierno que gestiona sus asuntos administrativos y financieros, urgió a la innovación como vía para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Recordó que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es la herramienta fundamental en la acción conjunta para lograr objetivos globales, como la erradicación de la pobreza extrema y el hambre y garantizar a la vez un medio ambiente viable.

“Los países no pueden alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible sobre la base de los enfoques agrícolas tradicionales”, añadió Graziano da Silva.

Las deliberaciones en el Consejo de este año incluyeron los planes presupuestarios y discusiones sobre iniciativas propuestas, incluidas las presentadas por los Estados miembros o los comités técnicos que rigen las principales áreas de trabajo de la FAO, entre ellas la agricultura, la silvicultura y la pesca.

El director general instó a los Estados miembros a acompañar las peticiones que hacen a la FAO con la financiación adecuada.

El Consejo de este año incluyó 32 puntos específicos que requerirán recursos presupuestarios, lo que llevó a Graziano da Silva a expresar su “preocupación por que los países sigan pidiendo a la FAO que haga cada vez más y más con menos”.

Los miembros del Consejo respaldaron el papel de liderazgo de la FAO en la agricultura y los sistemas alimentarios sostenibles, indicando que apoyan a la organización como “el foro adecuado para abordar estas cuestiones”.

La FAO albergó también un panel de alto nivel sobre el Fondo Fiduciario Africano de Solidaridad, un fondo innovador dirigido por África para apoyar las iniciativas de desarrollo africanas, establecido en 2013 gracias a una generosa aportación de Guinea Ecuatorial y de Angola.

Desde entonces, el fondo ha apoyado 18 proyectos en 40 países, beneficiando a miles de personas en las zonas rurales del continente.

Graziano da Silva destacó algunos de estos éxitos como el denominado “Les nigériens nourissent les nigériens” (“Los nigerinos alimentan a los nigerinos”) y otro que apoya la recuperación del sector agroindustrial de Sierra Leona, tras la crisis del ébola en ese país.

El responsable de la FAO aplaudió las intenciones de los países africanos de reponer el fondo, que en su próxima fase se basará en la implementación exitosa y en las lecciones aprendidas hasta el momento.

También se quiere ampliar al incluir modalidades de financiación innovadoras para recibir contribuciones de los socios de desarrollo de fuera de África, en particular del sector privado.