Sabotaje a Pemex

México (EFE). El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acusó ayer el sexto sabotaje a ductos de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), acciones registradas en los últimos días, las cuales han agudizado el abasto de combustible a la ciudad de México y a otros diez estados del país.

A mitad de esta semana, para evitar el robo de combustible, conocido en México como huachicoleo, el mandatario implementó un cambio en el modelo de suministro de Pemex, que llevó a cerrar ductos y transportar el hidrocarburo por pipa (camión cisterna).

La modificación provocó problemas de abastecimiento, además del cierre de estaciones de servicios y compras de pánico que continuaron el domingo.

“Hay molestias y es natural. Se están haciendo filas en las gasolineras y la gente está preocupada y no deja de perderse tiempo”, dijo López Obrador en el municipio de Chalco, Estado de México, donde presentó el programa Pensión para Adultos Mayores.

“Pero si me siguen apoyando y si tienen confianza de que esto se va a resolver, que lo vamos a resolver entre todos, nos vamos sentir muy satisfechos de haber acabado con el robo de combustible”, agregó.

LA TRIBUNA Online con su nueva plataforma de comentarios te ofrece la mejor interactividad, y una manera más fácil de fomentar la conversación entre sus usuarios. Para comentar únicamente necesitas tu correo electrónico y el nombre con el que quisieras realizar tu comentario, o si prefieres utiliza tu red social favorita.
Nota: Los comentarios publicados en www.latribuna.hn no reflejan en ningún momento la opinión de DIARIO LA TRIBUNA.