Sex Education: La serie de Netflix en que Gillian Anderson invita a hablar de sexualidad

Cada cosa por su nombre, sin tapujos, pero con dosis de humor. Así es la conversación sobre sexualidad que propone Sex Education, la nueva serie de Netflix protagonizada por la conocida actriz Gillian Anderson y que trata temas transversales, desde el onanismo hasta la disfunción eréctil.

En la producción, mezcla entre drama y comedia, ella interpreta a una desenfadada terapeuta sexual que vive sola junto a su hijo adolescente. Liberal y divertida, trata de guiarlo pero dándole independencia; él se lleva bien con su madre, pero —retraído— siente cierta incomodidad por el oficio que ella desempeña.

Pero como las vueltas de la vida son grandes, diferentes circunstancias lo llevan a asumir un rol similar al de su mamá, tratando de aconsejar a sus conflictuados compañeros de colegio, tan adolescentes e inexpertos sexualmente como él mismo.

Se trata de una serie entretenidísima, casi sin fisuras, con personajes entrañables que producen identificación, sobre todo entre la audiencia juvenil que puede sacar harto en limpio de las diálogos y acciones que se muestran aquí.

Y ojo, porque también da cuenta de otros temas actuales, como el bullying y cyber acoso, el poliamor e, incluso, el veganismo cuando es por moda.

Párrafo aparte para elogiar a Gillian Anderson, que demuestra por qué es una de las actrices más cotizadas en el mundo de las series, desde que irrumpiera como la inolvidable Dana Scully de Los Archivos Secretos X.

También aplausos para el joven Asa Butterfield, quien interpreta a su hijo, y para el resto del elenco, convincente y encantador en partes iguales.

Es verdad que hay algunos personajes estereotipados al comienzo de la serie, pero luego éstos adquieren verdad y una dimensión más completa.

En resumen, Sex Education es una serie ultra recomendable sobre todo porque funciona como espejo para muchos y abre el diálogo entre los televidentes.

Ver aquí Sex Education.