A 11 años de la muerte de un menor en el río Santiago, ONG exigen revisión de estrategia de saneamiento

GUADALAJARA, Jal. (apro).- A 11 años del fallecimiento del niño Miguel Ángel López Rocha quien después de caer en el río Santiago se intoxicó por arsénico, organizaciones civiles se manifestaron afuera de palacio de gobierno para exhortar al gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez que convoque a una revisión pública de su estrategia de saneamiento integral pues no contempla puntos fundamentales para recuperar dicho afluente.

De acuerdo con la coordinadora del área de Acción para la Defensa del Territorio del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), María González Valencia, una de las deficiencias que detectaron en la “Estrategia Integral de Recuperación del Río Santiago”, propuesta por el mandatario estatal, se encuentra la ausencia del reconocimiento del “grave problema de salud pública”, ocasionado por la contaminación ambiental y del agua.

“Su propuesta debe fortalecerse, su propuesta en materia de salud es muy débil”, comentó la activista.

También criticó que el planteamiento del ejecutivo se centra en la atención médica temprana de enfermedades, pero no contempla las “epidemias existentes en la región”. El pasado 7 de diciembre estado a la vez propuso, el control de fertilizantes y plaguicidas tóxicos, pero “no en la atención de sus efectos y en el de sustancias peligrosas vertidas al río por las industrias, como fue el arsénico y otros metales pesados que mataron al niño Miguel Ángel”, apuntó María González.

Otro punto que reprocharon de la estrategia del mandatario es que propone el autocuidado a la salud, cuando se trata de una región de emergencia ambiental y sanitaria.

“Esa propuesta, nos parece hasta ofensiva para la situación que se vive en el río, (…) el autocuidado entonces significaría el retiro de la industria, esto es fundamental o el traslado de las personas a lugares saludables y libres de tóxicos, mientras se restaura el ecosistema”, comentó la integrante de IMDEC.

La integrante de IMDEC, a nombre de las otras organizaciones participantes, entre ellas, el Comité Ciudadano de Defensa Ambiental de El Salto y Unión de Pueblos y Organizaciones de Jalisco, por el Agua, la Salud y el Territorio (UPOJAST), también consideró que el gobierno fue omiso al no incluir a la Secretaría de Economía, la cual regula a las industrias.

“Sino se va a controlar, vigilar y a regular a la industria, esta propuesta es muy débil, y tampoco incluye la modificación a las normas a la salud y ambientales”, señaló María González.

Piden que la zona se declara en emergencia ambiental y sanitaria, y que se destine un presupuesto, y proyectos que los atiendan.

Las empresas que contaminan

Entre 2009 y 2011, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) realizó un estudio que reveló que se encontraron un total de mil 90 sustancias químicas en el río Santiago, en su mayoría son de origen industrial. Además, el estudio que fue publicado por Greenpeace en 2012, menciona que de 87 a 94 % de las industrias que descargan sus desechos al río, incumplen al menos uno de los parámetros de la Norma Oficial Mexicana NOM 001-SEMARNAT-1996.

IMDEC y el resto de las organizaciones manifestantes mencionaron que “aunque no existe un inventario completo y actualizado del número y tipo de industrias que existen en la cuenca del río Santiago ni una caracterización de sus afluentes industriales, información oficial confirma la descarga de sustancias tóxicas” provenientes de Nestlé, Virbac, Sachs, Kao, Hunstman, Celanese, Genrpo y Grupo Urrea.

Entre las afectaciones a la salud provocadas por la contaminación del río Santiago se encuentran insuficiencia renal, varios tipos de cáncer, problemas respiratorios, estomacales, así como daño en ojos y piel.

Los muertos y enfermos a causa del río

Raúl Muñoz Delgadillo, presidente del Comité Ciudadano de Defensa Ambiental de El Salto, informó que desde el 13 de febrero de 2018 a la fecha, se han documentado 4 mil 29 personas afectadas por la contaminación del río. De estas, 254 padecen cáncer, 143 son mujeres, y 16 son menores de edad con leucemia.

Se contabilizan 973 habitantes con daño renal, de ellos 533 presentan un diagnóstico de insuficiencia renal crónica terminal. De ese grupo, 24 son menores de edad, cuyas edades oscilan entre 8 y 14 años de edad.

“Hace 11 años teníamos menos de 100 personas, pero ahora tenemos 973”, por lo que considera que esto representa un retroceso.

Con relación al número de defunciones, en este 2019, se contabilizan 14, de estas, dos fueron niñas que murieron por cáncer, en 11 años suman mil 231.

“Desde hace 10 años, ya se triplicó los fallecimientos, cuando empezamos con la muerte de Miguel Ángel, al primer año llevábamos alrededor de 400 personas, ahora llevamos más de mil 200 y son solamente las que el Comité se ha enterado”, recalcó.

Hace una década, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió una macro recomendación, luego de que los padres del menor fallecido, María del Carmen Rocha Mendoza y Raúl Luna interpusieron una queja contra la Comisión Estatal del Agua y la Secretaría de Salud por omisión el cumplimiento de sus funciones.

La macro recomendación contemplaba 100 puntos para combatir la contaminación del río Santiago, pero solo fueron aceptadas 47, y se reporta un avance en 37 de ellas.

Sin embargo, para Raúl Muñoz no existe ningún avance, puesto que el afluente sigue muy contaminado, y pide que la actual administración la retome.