Gobierno salió a defender proyecto que modifica indemnización por años de servicio

Tras las críticas de diversos sectores de la oposición, el Gobierno salió a defender el proyecto alternativo que busca establecer a “todo evento”, nuevos cambios a la indemnización por años de servicio.

El ministro de Hacienda (s), Rodrigo Cerda, adelantó que aún no hay una decisión tomada respecto de su elaboración final, y enfatizó que la iniciativa no afectará a los derechos de los trabajadores.

“Todavía está en reflexión dentro del Gobierno, lo que nosotros estamos buscando es que el mercado laboral de alguna forma se agilice, pero sobre todo tratando de preservar los derechos de los trabajadores”, señaló.

“Nosotros en ningún momento vamos a hacer algún cambio que vaya en contra de los trabajadores”, enfatizó.

ARCHIVO | Agencia UNO
ARCHIVO | Agencia UNO

El proyecto, que pretender ser alternativo al actual sistema, contempla el pago de medio mes por año de servicio, con un tope de 11 años, cuyo monto podría ser heredable. Eso sí, la iniciativa no ingresaría en marzo al Congreso, debido a la falta de respaldo político.

Pese al retraso, el secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores, Nolberto Díaz, anunció para abril un paro de actividades a nivel nacional en rechazo a este proyecto, y todo lo que contempla el paquete de la próxima Reforma Laboral.

“Le vamos a responder a este gobierno el 11 de abril con un gran paro nacional activo. Hoy día en Chile miles de trabajadores la están pasando mal, porque no tienen empleo o porque son despedidos sin indemnizaciones, o porque sus despidos son arbitrarios”, sentenció.

El Partido Socialista y la DC se estarían cuadrando para no aprobar la idea de legislar cambios a la indemnización por años de servicio. Para ello, miembros de las instancias políticas pedirán al Gobierno, durante esta jornada, no llevar adelanta dicho proyecto.

Pese a calificarlo como una medida interesante, el decano de la facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Manuel Agosín, manifestó que el Ejecutivo debe explicar en detalle el proyecto antes de enviarlo al Congreso.

“Hay un consenso de que el sistema actual no es bueno, es una alternativa interesante”, explicó.

Actualmente, los trabajadores en Chile al ser despedidos deben ser indemnizados con un mes de sueldo por año servido a la empresa. En tanto, si es renuncia, sólo recibirá las vacaciones que queden pendientes, convertidas en dinero, y nada más.

Son estos dos apartados los que el Gobierno busca modificar en un nuevo sistema: cambiar la indemnización de los despidos, y también las renuncias, a medio sueldo por año servido (con un tope de 11 años al igual que el actual).

ARCHIVO | Javier Salvo | Agencia UNO
ARCHIVO | Javier Salvo | Agencia UNO

Es decir, si un trabajador es despedido ya no recibiría un mes de sueldo por año servido; recibiría sólo una mitad de sueldo por año en la empresa.

Pero, en caso de renuncia, el trabajador ya no se irá “con nada”, sino que recibirá el mismo beneficio que al ser despedido: medio sueldo por año.

Todo lo anterior, incluso si el trabajador lleva menos de un año en la firma respectiva.

Dichos cambios se implementarían en un nuevo sistema alternativo al existente. Es decir, uno paralelo que puede ser escogido al momento de firmar contrato con una empresa.

¿Y cómo funcionaría? Si el trabajador escoge el nuevo sistema, la empresa deberá aportar mensualmente un 4,11% del sueldo bruto al seguro de cesantía del empleado. Así se creará un “fondo” que será cobrado al momento de terminar el contrato.

La indemnización por años de servicio es uno de los pilares de la futura reforma laboral del Gobierno, la cual se presentará de manera separada. Eso sí, desde el oficialismo reconocieron que la tramitación será compleja, puesto que la oposición ya advirtió que rechazará los cambios.

Por esta razón, la administración de Sebastián Piñera mantiene aún en suspenso el envío de la iniciativa -fijado para el segundo trimestre-, para que este debate no entorpezca la discusión de la reforma laboral, que ingresaría en marzo al Congreso.