Jessica Simpson se burla de sí misma por el peso que ha ganado en el embarazo

En medio de todos sus malestares devenidos por el embarazo, Jessica Simpson está teniendo momentos para reír. La cantante de 38 años advierte a los fanáticos sobre los peligros de apoyar un cuerpo como el de sus dimensiones contra el respaldo de un inodoro cuando se usa el baño, pues ella hizo exactamente lo mismo y terminó rompiendo el inodoro. A través de sus redes sociales mostró la foto del inodoro y le dijo a los fanáticos: “Advertencia… No se recueste en el inodoro cuando está embarazada”.

Jessica está esperando su tercer bebé, una hija que ya se llama Birdie, y que llegará al mundo en algún momento a principios de la primavera. Inmediatamente sus seguidores respondieron al sentir total empatía con la estrella e incluso compartieron sus propias historias de cómo rompieron las cosas con sus cuerpos pesadamente embarazados. Una usuaria de Twitter llamado Leigh Anne le dijo a Jess “Romí la jabonera cuando estaba embarazada y traté de salir de la bañera”, y mostró una foto de cómo tenía que volver a colocarla en su lugar.

Otra madre escribió: “La silla de mi mamá junto a la piscina estaba oxidada, pero no la podía ver y se rompió cuando tenía 8 meses de embarazo. Me quedé en el suelo llorando hasta que encontraron la parte oxidada”.

Alguien incluso escribió: “Diablos, he roto el asiento del inodoro de la misma manera y NO estoy embarazada”. “Te inclinas hacia atrás tanto como quieras para estar cómodo. “Solo necesitamos desarrollar una tapa mejor para que las mujeres embarazadas puedan reclinarse sin dañar nada”, sugirió otra.  Jessica tiene el escuadrón de madres más solidario de todos los tiempos en las redes sociales.

Hace algunas semanas la estrella recurrió también a las redes sociales para pedir ayuda con la hinchazón de sus pies. En su cuenta de Instagram mostró una foto aterradora de la excesiva hinchazón y pidió remedios, y muchas madres le dieron consejos, como el uso de medias de compresión, la eliminación de sal, los masajes y el aumento de sus apéndices hinchados con almohadas por la noche. Jess finalmente encontró la solución y compartió el resultado con sus fieles seguidoras.