Se potencia como método anticonceptivo: vasectomías crecen sostenidamente según datos del Minsal

Los métodos anticonceptivos para mujeres están ampliamente radicados en la sociedad. Píldoras, inyecciones e intervenciones quirúrgicas se usan de forma transversal en el género femenino.

Pese a ello, la cantidad de hombres que asume la responsabilidad de controlar la fecundación ha aumentado sostenidamente durante los últimos años en nuestro país.

Así lo reflejan los números del Ministerio de Salud, recopilados por la revista Qué Pasa: desde 2014 a 2017 se practicaron 4.779 vasectomías en nuestro país.

Lee también…

Lo anterior, a pesar de la nula difusión que tiene la cirugía tanto en el sistema público como en el privado, por lo que se trataría más bien de una respuesta a la apertura de las nuevas generaciones, según expertos en el área consultados por la revista.

Los números así lo confirman: si en 2014 -a lo largo y ancho del territorio nacional- se practicaron 777 de este tipo de intervenciones, la cifra aumentó a 1.763 en 2017, de acuerdo a datos recopilados por la citada revista, que corresponden al sistema de salud público y privado.

Un ejemplo es Raimundo -de actuales 47 años- quien cuando tenía 44 se practicó la intervención tras decidir que no quería tener más hijos.

El hombre señaló al mismo medio que su médico le preguntó en varias ocasiones si estaba seguro de querer practicarse el procedimiento.

“Creo que está bien que lo haga, que invite a la reflexión. En todo caso, me aseguré con él de que existe un método seguro por si cambiaba de opinión”, apuntó Raimundo, quien tuvo 3 hijos.

También afirmó no acordarse a veces que se hizo la vasectomía, cirugía que cada vez es menos invasiva por los avances tecnológicos y que sólo presenta complicaciones en el 1 o 2 porciento de los casos. Además, es reversible.

En detalle, las cifras indican que en 2014 hubo 777 intervenciones, en 2015 1.064 y en 2016 se practicaron 1.175. Mientras, en 2017 las vasectomías llegaron a 1.763.

Lee también…

Sin embargo, las cifras no son tan alentadoras según el urólogo y andrólogo de la Clínica Las Condes, Cristian Palma, quien señaló que la cantidad de intervenciones de este tipo, en general, aún es baja.

De acuerdo a Qué Pasa, el profesional asegura también que los números son mayores en el sistema privado, pues “desde el 2014 esto va en aumento. En Clínica Las Condes en 2015, eran cerca de 50 y en 2018, fueron 600 las intervenciones”.

La desmitificación de la vasectomía, en relación con el mayor acceso a la información que tienen las personas actualmente, y también la importancia del rol masculino en la planificación familiar, han permitido que se potencie la cirugía como una gran opción a la hora de impedir la fecundación.