La Academia sufrió, pero ganó y el gran sueño está más cerca

Racing superó anoche a Belgrano por 1 a 0 y dio otro paso en su camino triunfador hacia el título al cumplir su compromiso de la 23ra fecha de la Superliga.

Con el gol de Lisandro López, marcado al minuto de juego, Racing se impuso sacándole cuatro puntos de ventaja a Defensa y Justicia, al que le metió más presión para su partido de hoy en Paraná.

Desde el mismo inicio del encuentro Racing mostró sus credenciales para confirmar por qué es el puntero de la Superliga.

Un estadio que se hizo prácticamente inexpugnable en este campeonato, basando gran parte de su campaña con los diez triunfos y dos empates en este escenario y con las conversiones del capitán.

Tras un centro cruzado y rasante de Eugenio Mena, que no alcanzó a desviar Tomás Guidara, apareció el “Licha” para anticipar a Marcelo Herrera y doblegar sin inconvenientes a Rigamonti.

Jugada clave para la “Academia”, porque no solo le otorgó tranquilidad y facilidad para manejar las acciones posteriores, sino que obligó a Belgrano a variar sobre la marcha todo lo que había planificado el DT Diego Osella.

En esa lucha que mantiene el ‘Pirata’ cordobés por no descender de categoría, con el resultado en contra debió adelantarse para buscar al menos la igualdad.

Cuando Racing ya había realizado los méritos necesarios para aumentar la ventaja, el travesaño del arco visitante se la negó ante un cabezazo de Nery Domínguez que ya había superado al arquero de la “Docta” (28m).

En los últimos 10 minutos del primer período Racing bajó un poco el ritmo, pero siempre presionó y con la pelota al pie.

Los cordobeses volvieron a la cancha para el segundo tiempo sin el volante Marcelo Meli, afectado por una molestia muscular en el posterior de la pierna derecha, a quien reemplazó Gabriel Gudiño.

Luego el puntero, sin lucir, pudo equilibrar las acciones y estuvo cerca de ampliar la ventaja con una entrada de Zaracho.

La tensión se mantuvo en las tribunas, cubiertas por cerca de 42.500 hinchas académicos que se mantuvieron firmes bajo la persistente lluvia. La ilusión es cada vez más firme en el Cilindro.