Los escándalos que manchan la imagen de la Policía boliviana

Página Siete Digital / La Paz

Corrupción, robo, asesinato y violación, todos cometidos por policías, pero considerados como “hechos aislados” por la cabeza al mando de la institución verde olivo, el comandante general, Rómulo Delgado.

A continuación puede ver la nota interactiva y para conocer cada uno de los casos haga clic en las esferas.

Si tiene dificultades para interactuar, a continuación lea la nota completa transcrita:

Varios efectivos policiales involucrados en delitos han puesto a la entidad policial en la mira de la opinión pública.

CORRUPCIÓN

CASO 1

CASO ANAPOL

A inicios de este año padres de familia denunciaron cobros irregulares en la Academia Nacional de Policías (Anapol), donde hasta el momento 11 personas se encuentran detenidas en diferentes centros de reclusión. Entre ellos dos generales.

La Fiscalía abrió dos nuevos procesos en el caso de cobros ilegales a postulantes a la Anapol. En la investigación se descubrió varias irregularidades y por ello la Fiscalía abrió el caso Anapol II por uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo y (un tercer caso por) legitimación de ganancias ilícitas”. En éste  se investiga los procesos que siguió la Dirección Nacional de Salud de la Policía para contratar a médicos y laboratorios donde se realizaron los análisis de los jóvenes postulantes.

CASO 2

RAÑA: COBROS ILÍCITOS

El excomandante de la Policía de Oruro Rommel Raña es acusado de realizar cobros entre 500 y 2.000 dólares  a los uniformados, para beneficiarlos con destinos. Logró recaudar 300 mil dólares.

Asimismo se lo acusa junto al menos 94 uniformados y varios particulares, de ser la cabeza de una red de corrupción que operaba desde enero de 2018 en Oruro cobrando dinero a contrabandistas a cambio de facilitarles el tránsito, Esta organización delictiva recaudaba 147 mil dólares cada mes en coimas.

Hasta la fecha se suspendieron dos audiencias contra Raña, la tercera está fijada para el martes 19 de marzo. En ella, la Fiscalía pedirá la detención preventiva.

ROBO

CANGRI

Cinco policias fueron implicados y enviados a la cárcel por el robo del vehículo del ciudadano chileno Sebastián Leiva, conocido como Cangri, y de su amigo Germán Gundián; ambos cruzaron la frontera y el 24 de febrero aparecieron muertos.

Los policías fueron relacionados con el robo del vehículo gracias al análisis del flujo de llamadas telefónicas.

Matías Cornejo, testigo clave en el caso de la muerte de sus compatriotas chilenos, reveló que policías bolivianos trabajaban con Gundián en la venta de vehículos robados y lo hacía siempre con resguardo policial boliviano.

Los cuerpos de Cangri y Gundián fueron hallados sin vida en Potosí, en la zona fronteriza con Chile, denominada Hito Cajón. Se presume que las causas de los decesos fueron hipotermia e intoxicación.

ASESINATO

CASANOVA

El 6 de marzo pasado, la justicia condenó a cinco años de cárcel al subteniente Cristhian Casanova por la muerte del universitario Jonathan Quispe Vila,  que falleció el pasado año en las protestas por un mayor presupuesto para la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

Este año, Casanova se sometió a un proceso abreviado en el que reconoció su participación en el hecho, por ello recibió esa sentencia.

Quispe falleció  el 24 de mayo de 2018 producto del  impacto de una bala disparada por el oficial.

Después del fallo, la familia y allegados al fallecido exigieron la condena máxima para  el autor de la muerte de Jonathan.

VIOLACIÒN

CASO 1

BENI: REYES

Dos mujeres denunciaron que fueron abusadas sexualmente en repetidas oportunidades por el policía Edwin T. C. y el subteniente Alan A., además fueron acosadas por el sargento Franklin C., en la carceleta del municipio de Reyes, Beni.

Una de ellas sentó su denuncia el 5 de octubre de 2017 en el Comando Policial de Reyes en contra de Edwin T. C. por el delito de violación y contra Franklin C. por acoso sexual. Aunque fueron enviados a Rurrenabaque en calidad de detenidos, no se hizo justicia. Después de la denuncia las presiones no cesaron, a través de emisarios le pidieron de manera permanente que desista de su querella, hasta que al final aceptó y  dejó el proceso.

El comandante general de la Policía, Rómulo Delgado, aseguró que la denuncia fue rechazada por falta de pruebas.

CASO 2

BENI: RURRENABAQUE

Ocho policías son acusados de violar a una interna brasileña en la carceleta de Rurrenabaque, Beni,  de los cuales cinco no trabajan en el lugar y pertenecen a otras unidades.

La víctima, una joven de 21 años, identificó con nombres y apellidos a tres efectivos.

Siete de los acusados están suspendidos y uno de ellos está de vacaciones, pero será convocado por la Fiscalía para presentar su declaración.

El fiscal departamental de Beni, Orlando Aramayo, aseguró a Página Siete que entre los requerimientos está el traslado de la víctima a Trinidad para que no reciba amenazas.