Siete millones de personas mueren al año por la contaminación

EFE

La sexta edición del Informe Mundial de Medioambiente de la ONU se presentó el miércoles en Nairobi, en el marco de la IV Asamblea de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEA-4), que se celebró esta semana en la capital keniana.

Las cinco grandes claves del informe, conocido en inglés como ‘General Environment Outlook’ y realizado por 250 expertos de más de 70 países, son las siguientes:

 

1. La contaminación del aire seguirá provocando la muerte prematura de entre 4,5 y 7 millones de personas cada año hasta 2050, sobre todo en África, Asia y Oriente Medio.

Las personas muy mayores o muy jóvenes, con enfermedades cardiorespiratorias o con un bajo nivel económico, son más vulnerables a la contaminación.

2. La resistencia a los antibióticos será la primera causa de muerte en el mundo hasta 2050. La habilidad de microorganismos, como bacterias, virus y algunos parásitos, para evitar el efecto de antimicrobianos (antibióticos, antivirales o antimaláricos), facilitará que las infecciones se expandan en la población. Algunas causas son los contaminantes vertidos en el agua, como excrementos animales y humanos.

Una solución son las plantas de tratamiento de aguas residuales, que pueden eliminar las bacterias resistentes a los antibióticos del agua, pero difícilmente los antibióticos en sí.

 

3. Los ‘disruptores endócrinos’ alterarán la fertilidad de hombres y mujeres y el desarrollo neurológico de los menores. Esos ‘disruptores’ son sustancias externas al cuerpo que alteran las funciones del sistema hormonal, inhibiéndolo o estimulándolo, y están presentes en muchos productos químicos. Están relacionados con procesos fisiológicos anómalos, como una menstruación prematura o el desarrollo de cáncer de mama o de próstata. Los ‘disruptores endocrinos’ se transmiten también a través de las aguas residuales y se hallan en productos de uso diario, como leche industrial o pesticidas aplicados a cultivos.