Un triunfo que afloja el nudo

Pulgar firmó el penalti del 2-1 en Turín, después de que el Torino se adelantara con un gol en propia meta del centrocampista chileno, y contribuyó a una trascendental victoria del Bologna, que se colocó momentáneamente fuera de la zona de descenso.

El equipo del técnico serbio Sinisa Mihajlovic, ex entrenador del Torino, doblegó a uno de los equipos más en forma del torneo, que logró cinco victorias y dos empates en las últimas siete jornadas, en las que sólo concedió un gol.

Una racha positiva que acercó a los turineses a la zona europea de la clasificación y que parecía poder seguir este sábado, cuando Pulgar anotó un gol en propia puerta tras seis minutos de juego.

Sin embargo, el Bologna reaccionó con carácter y dio la vuelta al resultado antes del descanso gracias a Andrea Poli y a Pulgar, quien firmó su segundo gol consecutivo, tras el que metió al Cagliari la semana pasada.

Riccardo Orsolini, en el minuto 65, se encargó de sentenciar el encuentro y de darle al Bologna la cuarta victoria de la campaña. Antes de poder celebrarla, los boloñeses encajaron un gol de cabeza de Armando Izzo en el 89′ (2-3), aunque ya era demasiado tarde para el Torino.